Hablamos con

El Sahara Occidental y la democracia española

El conflicto del Sáhara Occidental es un vivo ejemplo de lo que el movimiento del 15-M viene denunciando desde su comienzo: la falta de influencia del ciudadano en sus representantes políticos.

Una democracia real presume de que los deseos de cualquier ciudadano son los que dan forma a la política tanto nacional como internacional de un gobierno. Desgraciadamente, en España esto no ocurre y el vivo reflejo es el caso del Sáhara Occidental.

La mayoría de los ciudadanos españoles son conscientes del conflicto y apoyan la lucha justa y pacífica del pueblo saharaui para su autodeterminación, sin embargo, esto no se refleja en la política exterior del gobierno, que, a pesar de la voluntad de sus propios ciudadanos, sigue firmando acuerdos con Marruecos, perjudicando así los intereses de los saharauis y dando legitimidad a la ocupación del Sáhara Occidental.

Cabe preguntarse, entonces, dónde se rompe el enlace entre un gobierno que presume de ser el representante máximo de una sociedad y el propio ciudadano, que siente que sus deseos no son asunto de sus representantes, que ha elegido democráticamente.

Autor: Saleh Brahim

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s