Hablamos con

Un país por construir, una patria por la que luchar

En estos tiempos de crisis, muchxs nos encontramos indignados porque no encontramos trabajo, ni hay visos de que lo hagamos en un periodo corto (supuestamente) de tiempo. Y mira que ponemos ganas y esfuerzo por encontrar un curro y poder, así, ganarnos el pan dignamente…

Pero, algunxs, tenemos que pararnos a pensar y reflexionar sobre nuestro futuro…y cuando digo algunxs, me refiero a todxs aquellxs que tuvimos la oportunidad de salir de unos campamentos de refugiados, para formarnos y poder, así, volver algún día a nuestro país para aportar nuestro grano de arena y poner al servicio de nuestra sociedad todo lo aprendido.

Pues bien, salimos de los campamentos, nos formamos (y muy bien!), y, ahora, tenemos la sensación de que ese país prometido no existe, de que nos vendieron esperanza y de que esto no tiene ninguna salida. Tanto es que tenemos esta sensación, que ni siquiera se nos pasa por la cabeza plantearnos volver y la construcción de ese hipotético país.

Pero no desesperemos,  ese país existe: ese país será nuestro país, seremos la generación que construya los pilares de esa nación. Es más, una generación que ha visto mundo, que se ha formado en países desarrollados, que ha visto los errores de sociedades modernas y que tiene la oportunidad de no repetirlos. Seremos capaces de construir una patria, desde sus cimientos hasta su más mínimo detalle.

No tenemos que preocuparnos por la crisis que recorre el mundo del uno al otro confín, Nosotrxs tenemos una misión en un mundo de oportunidades.

En la construcción de nuestra patria necesitaremos profesoras/es, ingenierxs, médicxs, enfermerxs, abogadxs, economistas. jueces, fontanerxs, albañiles, transportistas, agricultores, pescaderxs, minerxs, deportistas, periodistas…..(no acabaría de enumerar todos los profesionales).  Estoy seguro de que nadie estaría de manos cruzadas.

En esa patria tenemos recursos suficientes para todxs y que, con nuestra conciencia y espíritu seremos capaces de repartir de una forma equitativa e igualitaria.

Estoy seguro de que en la construcción de nuestra patria todos seremos partícipes y parte imprescindible de este proyecto. Un proyecto ambicioso, en el que todos los miembros de nuestra sociedad serán parte, sin excluir a ninguno por su condición racial, sexual o tribal.

Construir nuestra patria será como erigir una jaima, todxs seremos parte imprescindible: todxs seremos las erquizas encargadas de ser el soporte físico de la jaima, todos seremos jualef, cuya misión es ayudar a las erquizas y fijar la jaima al suelo, haciéndola inamovible,  todos seremos lawtad, que se aferran a su tierra y se resisten a salir de ella, todxs seremos elbenia, que hace de la jaima un lugar habitable y agradable y por último todxs seremos alrul¸ haciendo de nuestro hogar una casa que resiste las inclemencias y el paso del tiempo.

Concluyo que no nos queda otra alternativa que luchar, para poder construir nuestra patria. Donde quiera que estés no olvides que la situación en la que estamos es temporal, no permitamos jamás que sea permanente, cojamos las riendas de nuestra lucha. Hagamos de nuestra batalla el ejemplo vivo de que la lucha pacífica (no pasiva) es el camino.

Estoy convencido de que venceremos y será, entonces, cuando el mundo se dará cuenta de que las causas justas siempre salen ganando. Seremos referente mundial de lucha y resistencia pacífica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s