I Concurso Literario por un Sahara Libre!

Hija de las Nubes

Soy una chica cualquiera de veintipocos años, que intenta aprovechar las oportunidades que le da la vida, disfrutar del día a día y hacer las cosas lo mejor posible.

Intento llevar adelante mis objetivos para ser útil y calmar la rabia y la impotencia que me recuerdan cada día la desdicha en la que he nacido, para aliviar el dolor que me causa el olvido y la indiferencia de un mundo hostil, indiferente e injusto.

Uno de mis mayores deseos es poder usar mis manos para poder cambiar la parte de mundo que me toca, moldearla y decorarla hasta verla mejor.

Llevo tanto tiempo fuera de mi hogar que no lo conozco.

He nacido en el curso de una guerra, en medio de un desierto árido, a miles de kilómetros de mi origen y cerca de una ciudad militar…

Cuando pienso en mis primeros años de memoria, aparecen de repente: arena y alegría.

En mis recuerdos no hay ninguna carencia, recuerdo dormir pegada a mi abuela o a mi abuelo, las personas más importantes y sabias del mundo.

Recuerdo los desayunos alrededor de la tabla de té, metiendo el pan en el vaso ¡que delicia, que manjar mojar el pan en el té caliente!

Así comenzaban los días, todos juntos en la jaima, de buena mañana, justo cuando el sol brilla con una intensidad que solo puedes ver en ese preciso instante, con el olor del incienso de fondo y  el peso de las mantas sobre el cuerpo, tiene un color verdaderamente especial, como si quisiera acaparar la atención de todo el que abra los ojos en ese momento.

Recuerdo perderme contando estrellas, que parecían caerse del cielo de lo cerca que estaban. Y la claridad de las noches de luna llena, como única dueña de ese abandonado desierto.

Dormir en una noche de verano bajo ese cielo es uno de los mayores placeres, comparable a pocas cosas.

Recuerdo el suelo y las piedras bajo mis pies descalzos, recordándome la libertad bajo la que he nacido.

Pero, a pesar de las maravillas creadas en la nada, hay una sensación inevitable, de la que nadie  puede escapar: la provisionalidad de esa situación, que te lleva a saber que no eres de allí y nunca lo serás, que tu lugar no está ahí y que esa estancia tiene fecha de caducidad.

Ahora que regreso al presente, noto una cicatriz que no sé cuando fue herida.

Sé que crucé un puente que sin saber cómo, me trajo a otro mundo que alguna vez quise hacer mío, un viaje confuso del que apenas recuerdo mucho.

Olvidé mi lengua.

No podría negar que no me haya pesado, con el paso de cada uno de esos años, la brecha de la distancia y la cultura, porque la he sentido, la he sufrido tanto, me ha confundido tantas y tantas veces, la he intentado tapar y disimular de tantas maneras, hasta comprender que por muchos caminos que recorra, por muchos lugares y hogares que conquiste, si olvido mi verdadero origen estaré perdida.

Y solo ahora entendí que no tengo más futuro que mañana, ni pasado más que ayer, quizá en eso consista ser hija de las nubes, en ser nómada sin destino, pero caminando con certeza cada paso.

Tengo un origen que no me deja olvidar quien soy, también tengo una patria que desconozco y un pasaporte que no me define.

Recorro un camino que mis padres no entienden y mis hijos no conocerán.

He crecido entre la amargura de lo que pudo y no fue y la esperanza de lo que puede pero no sé si será.

Mientras tanto, siembro semillas en un desierto sin saber cuándo florecerá, busco primaveras en las dunas y albergo ilusiones en los nuevos vientos que soplan.

Al fin y al cabo, en eso consiste ser hija de las nubes, en divagar por este mundo con la convicción de saber quién eres.

Autora: Benda Beirouk

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s