FiSahara

Luces, cámaras y acción

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cabizbajo, me encamino hacia un evento sobre “El Sáhara”, uno de tantos que se hacen a lo largo y ancho del territorio. Con la esperanza enterrada, me planteaba una y otra vez si realmente merecería la pena las 4 horas de viaje en un regional destartalado de la renfe. Total! sería un evento más de los miles que se hacen sobre “la causa”: asistencia cumplida, causa olvidada.

Llegué al lugar de la celebración y allí estaban ellos, terminando los preparativos para las actuaciones que más tarde representarían. Al fondo del escenario vacío, un mapa dibujado en una sábana ubicaba el Sahara en África. La sencillez del escenario, denotaba la escasez de medios con el que contaba la actuación.

Luces, cámaras y acción!!…comenzó el espectáculo sin darme casi ni cuenta y abrí la boca para no cerrarla en las siguientes dos horas. Con el paso del tiempo, una mezcla de sentimientos encontrados recorrieron mi cuerpo: emoción, esperanza, alegría, orgullo, tristeza… allí estaba yo, inmóvil, impotente, sorprendido…Aquellos chavales sabían hacer de todo: cantaban con arte, hacían teatro con una soltura admirable, contaban cuentos e historias increíbles, hacían mimo cual profesionales…y todo por la causa. El escenario se había convertido en su única arma de lucha: valientes, orgullosos salían a interpretar sus papeles cual caballero desvaina su espada: explicaron la historia del Sáhara con una sencilla interpretación de mimos, cantaron con arte flamenco insignias de la lucha del pueblo saharaui, denunciaron con el teatro la situación de los territorios ocupados…

Escapé de mi letargo unos segundos para observar el resto del público, y cuál fue mi sorpresa que descubrí que lo que estaba ocurriendo en ese auditorio resumía muy bien la situación del pueblo saharaui. En ese mismo instante había dos representaciones del conflicto saharaui: una era la que se esforzaban por representar los chavales en el escenario y la otra era la totalidad del evento.

El público asistente era escaso, lo que denotaba la ignorancia que sufre el conflicto por parte de la sociedad occidental y por los propios saharauis residentes en la ciudad. Entre el público había un grupo de saharauis, que se sentaron atrás del todo y estuvieron todo el espectáculo faltando al respeto con sus ruidos y sus charlas, quizás estos representaban la pasividad de parte de la sociedad saharaui para/con su lucha. Se notó la ausencia de representantes del POLISARIO y de asociaciones solidarias con el Sáhara.

Salí del evento con un sabor de boca agridulce. Por un lado; la puesta en escena de aquellos jóvenes (en su mayoría saharauis), me impresionó, me emocionó y me hizo recuperar la esperanza en nuestra lucha. Por otro lado; la escasez de público asistente y la ignorancia de algunos presentes levantaron en mí cierta impotencia y rabia y me hicieron reflexionar: ¿por qué la juventud saharaui en España está tan abandonada, cuando es, donde, realmente se deben invertir todos los esfuerzos? ¿Dónde estaban los cientos de saharauis residentes en la ciudad?

Esos chavales me demostraron que en nosotros, los saharauis, y en nadie más, reside la capacidad de solucionar el conflicto. El evento me hizo ver que una comunidad internacional ausente, unos representantes políticos pasivos y un pueblo que no siente suya la lucha, es la fórmula perfecta para el status quo deseado por el enemigo.

Orgulloso de una juventud que ha heredado con orgullo su lucha de generaciones, re-lleno mi vaso de esperanza y hago un llamamiento a las asociaciones solidarias y a los representantes del POLISARIO en España, para hacerles saber, que hoy más que nunca, hay una generación llamando a sus puertas, que lo único que necesita es su apoyo moral e incondicional; que es aquí donde reside la solución del conflicto y que es aquí donde deben invertir parte de sus esfuerzos, si creen en una solución pacífica y justa del conflicto.

Sailu7

Anuncios

Un pensamiento en “Luces, cámaras y acción

  1. Bravo Sailu7!! has tenido éxito a la hora de contar los sucesos de un GRAN EVENTO. La ausencia de solidarios o, incluso, de SAHARAUIS al evento es una pena, lo que esta claro que tu narración la lera la gente que no ha podido asistir y se sentiran alli.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s