II Concurso Literario por un Sahara Libre!

He encontrado la solución para mi país

“Dicen que la vida no es lo que uno quiere, sino lo que te ha tocado vivir”

Esta es la vida de un pueblo que lleva condenado más de treinta y ocho años al olvido, a la miseria, privado de su tierra, torturado y vejado en su propia casa. Esta es la vida de muchas generaciones, abuelos y abuelas recordando con la mirada perdida un gran mar, mujeres y hombres que anhelan su infancia, niños y niñas educados con arena y viento y una juventud criada entre dos culturas. Esta es la historia de un pueblo que grita al silencio por su libertad, esta sin duda, es la estremecedora vida de mi pueblo, el pueblo saharaui.

Allí donde más de 250000 futuros se encuentran en el aire, allí donde el presente de todo un pueblo está siendo violado, allí donde los días marcan la monotonía del desierto y las noches esconden la belleza de una tierra, que a pesar de su aridez, su sequedad y su pobreza , es también la tierra donde la luna te muestra la mejor cara humilde del mundo. Allí donde el pueblo saharaui, un pueblo lleno de dignidad, prudencia y humanidad, lleva exiliado más de 38 años aislado de su paraíso, el Sahara Occidental, huyendo de la represión marroquí y privado de su tierra , el lugar donde nacieron, donde algunos vivieron su infancia , otros hasta su adolescencia, donde yacen nuestros antepasados y con ellos la cultura y la identidad de todo un pueblo .

Allí donde cada verano los pequeños tienen que dejar a sus familias para escapar de la achicharrante hamada, como una vez lo hice yo hace catorce años.

Echando una mirada al pasado, a día de hoy, aún recuerdo esa despedida, una despedía en tierras de nadie y en tierras de olvido, una despedida calurosa, una despedida con color de abandono. Aún puedo volar a la Huilaya, allí recuerdo una penetrante mirada de negros ojos de los cuales salía un adiós entre lágrimas, era mi despedida con una diosa beduina. Con un grito de adiós, que rozaba las entrañas, lograron montarme en ese corral de gallinas. Entre la multitud y en esa vieja caravana comenzó un viaje que me marcaría para el fin de mis días.

¿Y qué madre se priva de la infancia de su hija, poniéndola en manos ajenas? ¿qué madre se aleja de uno de sus tesoros, por darle un mejor futuro? Sin duda solo una heroína .

Quizás las despedida no fue grata para ninguna de las dos partes, pero de no haber sido así, ahora mismo estaría atada de pies y manos sin poder contarle al mundo una verdad encarcelada. Una verdad que le falta justicia, ¿qué clase de justicia encierra la libertad de 24 presos cuyo único delito fue hablar en voz alta, gritando al mundo una gran realidad? La justicia no es justicia si siempre está al lado del mal, la justicia no es justicia si reparte el ancho del embudo para el poderoso y el estrecho para el delgaducho.

La solución, es la suma de todos nuestros actos, y la clave es un cambio de actitud.

A la comunidad internacional pedirle ética y moral es sus actuaciones, dejaros de hipocresía, dejar el fajo de billetes por una buena firma que devuelva el pueblo a su tierra y la tierra a su pueblo.

A los míos pedirles esperanza, confianza, rebeldía y desobediencia. Seguid cantándole al mundo nuestra causa, seguir en lucha y jamás apagar nuestras voces. No cometed un crimen callando nuestro voz.

Juntos tocaremos ese sueño con las manos y recalcaremos las huellas que un día tuvieron que escapar de nuestra Sahara querida.

Fatimetu Salek Bachir

Anuncios

2 pensamientos en “He encontrado la solución para mi país

  1. Fatimetu:

    El relato sobre la despedida con tu madre -uno más entre tantos otros episodios dramáticos que le han tocado vivir al pueblo saharaui- ha logrado humedecer mis ojos de emoción y de rabia.
    Conocí los campamentos de refugiados de Tindouf en 2012 y tuve el privilegio de compartir mi estancia con una familia de Smara: allí pude percibir el estoicismo y la dignidad de un pueblo que es capaz de dar todo sin tener nada, la sencillez y la cordialidad de sus rostros, esas sonrisas francas y amistosas que, sin embargo, no logran ocultar del todo ese fondo de profundo dolor y melancolía. El día que puse un pie en ese lugar supe que mi vida había cambiado para siempre, que el eje del sufrimiento humano pasaba por el meridiano de Tindouf, que jamás volvería a despertarme preocupado por una trivialidad.
    Muchos jóvenes han comenzado a rechazar la orientación que sus mayores la han dado a la resistencia pacífica. Algunos han creído ver en la pasividad de sus líderes un signo de debilidad y están exigiendo medidas más enérgicas. Yo creo que la estrategia aplicada por el Polisario ha requerido de un enorme coraje y entereza; una guerra abierta con Marruecos malograría el esfuerzo de décadas de negociaciones. Puedo hablar con conocimiento de causa: en 1982 mi país se propuso poner fin al litigio con Gran Bretaña por las Islas Malvinas por medio de las armas. Desde la inapelable derrota de Argentina ante la superioridad británica en la Guerra del Atlántico Sur, el Reino Unido se ha negado a iniciar nuevas negociaciones y a reconocer nuestra soberanía sobre las islas. Los saharauis debieran aprender de esta triste experiencia.
    He decidido poner todo mi empeño en difundir vuestra justa causa en mi país, en la seguridad de que algún día tu pueblo podrá recuperar los territorios ocupados ilegítimamente. Tu lo has dicho: esperanza, confianza, rebeldía y desobediencia; esa es la fórmula del éxito. Sólo espero vivir para cuando ese día de gloria llegue: allí estaré para acompañaros a través de la hammada hasta El Aaiún, hasta el mar. ¡Insh’Allah..! Un fraternal abrazo.

    Martín

  2. Muchas gracias por esas palabras de aliento, de parte de mí pueblo y mía, mil gracias por tu desinteresado apoyo a una justa causa.
    PD: Es es el sueño, ver un Sahara Libre al cual tú y todas esas familias que hacen esto más ameno estaréis invitados para cuando llegue ese gran día. Un abrazo muy fuerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s