II Concurso Literario por un Sahara Libre!

Granos de arena

He encontrado la solución para el conflicto saharaui…

El desierto quiso encontrarme,

y yo hombre fiel me perdí en él,

en su intricado lenguaje

y en sus difusas enseñanzas.

Siendo sombra que pena su culpa,

me tragó ese mar del olvido para tantos.

Piel contó el testimonio

de lo caluroso e inhóspito que allí habitaba.

La luna tallaba mis noches

en su cúpula dorada,

y el día me hablaba de furia roja

y quemaduras en el alma…

traspase cada duna

como si fuese cada vivencia perdida,

pero mirando a mi alrededor

pude observar que aún quedaban muchas,

mi fe se encogía.

Hasta que quise escuchar,

en el viento se oían

las voces de los viejos espíritus

que giraban

y me envolvían en forma de viento.

Respire.

Cada grano de arena es igual,

juntos crean el infinito…

no tienen lugar donde reposar,

son viento y alma, sin fronteras,

ni leyes más superiores a las de su voluntad.

He encontrado la solución en el desierto,

todos somos granos de arena,

iguales e infinitos.

María Janire Domínguez Anderson

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s