Hablamos con

Dedicatoria

Los hijos de las nubes

nacen descalzos

en un suelo prestado

soñando con volver alguna tarde

 

Alimentando un fuego

con historias y recuerdos

sentados en el suelo

alrededor del té de la vida

 

Con sus puertas abiertas

cicatriza la herida

los años se suceden

el pueblo calla pero no olvida

 

El muro camuflado

entre el viento y la arena

las bombas enterradas

soldados a montones vigilantes

 

Los tratos firmados

los discursos vacíos

las malas intenciones

jugando a héroes y villanos

 

Los hijos de las nubes

nacen descalzos

en un suelo prestado

soñando con volver alguna tarde

 

Pacientes aguardando

el día del regreso

el reencuentro con su hogar

la arena del reloj se cae en el desierto

 

Viviendo muy lejanos

a los seres queridos

que esperan más allá de la esperanza

 

Maltratados en sus casas

cual intrusos forasteros

resistiendo al invasor

opresor rey del desprecio

 

La lucha continúa

en la voz de sus poetas

en los niños que marcharon

un verano y regresaron siendo adultos

MATEO MARÍA CARROCIO

Anuncios

Un pensamiento en “Dedicatoria

  1. Me hizo llorar la humildad, la expresión diáfana y cotidiana del autor, para marcar que el niño vuelve después de un tiempo y en ese intercambio de palabras, deja entrever la tristeza y melancolía de lo que no ha de volver a ser !!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s